¿Finalizará mi contrato de arrendamiento de local de renta antigua el 1 de enero de 2015?

El día 1 de enero de 2015 se cumplirán 20 años de vigencia de la vigente Ley de Arrendamientos Urbanos, y será entonces cuando expire la moratoria que estableció la disposición transitoria tercera de dicha Ley para los contratos de arrendamiento de local de negocio otorgados antes del 9 de mayo de 1985, bajo el régimen legal de prórroga forzosa, y que siguen al día de hoy vigentes. 

 

Esta situación obligará a los arrendatarios que quieran mantener sus negocios a actualizar sus contratos de alquiler antes del 31 de diciembre de 2014, y en la práctica, implicará la desaparición de los conocidos contratos de “alquiler de renta antigua” en locales comerciales.

 

¿Qué efectos tiene para el arrendatario?

 

Si el arrendatario del local es una persona física, el contrato de arrendamiento se extinguirá cuando el arrendatario se jubile o fallezca, a menos que su cónyuge continúe la misma actividad. Si por el contrario, quien sucede al arrendatario es su descendiente (hijos), entonces el contrato finalizará el día 1 de enero de 2015.

 

En los supuestos en que el arrendatario sea una persona jurídica (empresa), el contrato de arrendamiento se extinguirá el día 1 de enero de 2015, exceptuando los locales cuya superficie sea superior a 2.500 metros cuadrados o los que desarrollen actividades no comerciales.

 

Hay que destacar que si hubo traspaso del contrato en los diez años anteriores al 1 de enero de 1995 (fecha de entrada en vigor de la Ley de Arrendamientos Urbanos) el plazo de duración del contrato de renta antigua se podría alargar hasta el 1 de enero de 2020.

 

¿Qué derechos tiene el arrendatario?

 

El arrendatario tendrá derecho a una indemnización de una cuantía de dieciocho mensualidades de la renta vigente al tiempo de la extinción del arrendamiento cuando antes del transcurso de un año desde la extinción del mismo, cualquier persona comience a ejercer en el local la misma actividad o una actividad afín a la que aquél ejercitaba, considerándose afines las actividades típicamente aptas para beneficiarse, aunque sólo sea en parte, de la clientela captada por la actividad que ejerció el arrendatario.

 

Hay que tener en cuenta que extinguido el contrato de arrendamiento, el arrendatario tendrá derecho preferente para continuar en el local arrendado si el arrendador pretendiese celebrar un nuevo contrato con un arrendatario distinto antes de haber transcurrido un año a contar desde la extinción legal del arrendamiento.

A tal efecto, el arrendador deberá notificar fehacientemente al arrendatario su propósito de celebrar un nuevo contrato de arrendamiento, la renta ofrecida, las condiciones esenciales del contrato y el nombre, domicilio y circunstancias del nuevo arrendatario.

 

El derecho preferente a continuar en el local arrendado conforme a las condiciones ofrecidas deberá ejercitarse por el arrendatario en el plazo de treinta días naturales a contar desde el siguiente al de la notificación, procediendo en este plazo a la firma del contrato.

 

Con LegalGestión21 Abogados contarás con el asesoramiento legal imprescindible si tienes un arrendamiento de local de renta antigua. Estamos para ayudarte.

Please reload

 Posts

Los valores que no se compran en Amazon

October 1, 2019

1/10
Please reload

Recent Posts

September 12, 2019

Please reload

Follow Us
Please reload

Etiquetas