¿Puedo hacer facturas sin ser Autónomo?

El sector del trabajo está cambiando a medida que avanza la sociedad y ello ha llevado a muchos emprendedores a buscar nuevas vías para conseguir sobresueldos sin estar dados de alta en la Seguridad Social. Facturar sin ser autónomo no tiene porqué acarrear sanciones si se cumplen los requisitos que se exigen, pero existen casos en los que Hacienda puede tomar reprimendas a través de multas económicas.

¿Cómo cobramos los trabajos eventuales que nos salgan?

 

Para poder emitir facturas sin ser autónomo lo primero es darse de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. De hecho, se trata de un paso esencial, porque emitir facturas sin estar registrado en este censo supone una infracción muy grave.

 

Una vez registrado en el censo, cualquier persona podrá facturar sin estar dada de alta en la Seguridad Social en el régimen de autónomos imperativamente, siempre que los trabajos extras que realice no estén considerados como un medio de vida en el que los beneficios le permitan una sostenibilidad económica.

 

¿De qué forma podemos facturar trabajos ocasionales?

 

Por ejemplo, una persona que eventualmente escribe artículos para alguna revista o publica un libro, un pintor que vende un cuadro, un fotógrafo que vende un reportaje, debes saber que existen formas de facturar sin ser autónomo si estás desarrollando una actividad compatible con tu trabajo como freelance, y es hacerlo a través de una cooperativa.

 

Las cooperativas se han convertido en una de las opciones más populares para aquellas personas que quieren facturar sin ser autónomos. Para poder emitir facturas desde una cooperativa sin ser autónomo es necesario ser miembro de esa cooperativa, lo que supondrá un pago inicial que oscila entre los 80 y 100 euros. En cuanto a las facturas, no serán emitidas a tu nombre, sino que facturarás a través de la cooperativa, cobrándote los gastos de gestión. Una vez que la factura sea emitida, ingresarás el dinero directamente a la cooperativa, la cual posteriormente te lo volverá a ingresar a ti evitando las comisiones.

 

Si los trabajos realizados son de manera puntual, se debe tener en cuenta que los beneficios de facturar mediante una cooperativa son más rentables que hacerse autónomo, ya que los autónomos tienen que pagar la cuota al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y el 21% de IVA y el IRPF correspondiente. De lo contrario, siendo socio de la cooperativa sólo tendrías que pagar la cuota de socio, los costes de la Seguridad Social de los días trabajados (no la cuota mensual de autónomos) y un 2% del IRPF

 

¿Cuáles son los peligros de facturar sin ser autónomo o estando en el paro?

 

Es aconsejable no emitir facturas de forma habitual sin estar dado de alta en el censo ya que Hacienda podría considerarlo como una práctica normal o rendimiento profesional y recibir una sanción o multa por delito. En este caso, deberás pagar a la Seguridad Social las cuotas mensuales correspondientes desde que te diste de alta en Hacienda, además del 20% de los ingresos.

 

Importante

  • Las personas que están cobrando el paro podrán facturar sin ser autónomos consiguiendo así dinero extra y sin dejar de percibir la prestación mensual por desempleo. Pero existen una serie de requisitos que debemos cumplir para no ser sancionados y perder la prestación o subsidio. Una de las exigencias para poder facturar sin ser autónomo, aunque se esté desempleado, es estar dado de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, además de comunicarlo al SEPE y cumplir los requisitos.

  • Asimismo, no se podrá sobrepasar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que es de 9.172,80 (14 pagas) euros anuales para el 2016. Si tu salario anual no sobrepasa esta cantidad no estás obligado a darte de alta como autónomo, pero sí a declarar tus ingresos y el correspondiente IVA trimestral, siempre que la actividad profesional desarrollada lo requiera.

  • Otro condicionante es no emitir facturas de forma habitual porque se considerará un rendimiento profesional y medio de vida.

Los peligros que puede acarrear el hecho de facturar sin ser autónomo y sin cumplir los requisitos están relacionados con temas económicos: La Seguridad Social te multará y te hará pagar las cuotas mensuales que no has pagado desde que estás dado de alta en Hacienda para poder facturar. Además, también deberás pagar un 20% de recargo.

 

Además, es importante saber que, aun cumpliendo los requisitos exigidos para poder facturar sin ser autónomo, es obligatorio presentar a Hacienda trimestralmente el IVA y el IRPF, además de los resúmenes anuales de la actividad realizada.

 

Please reload

 Posts

Los valores que no se compran en Amazon

October 1, 2019

1/10
Please reload

Recent Posts

September 12, 2019

Please reload

Follow Us
Please reload

Etiquetas